COMO ORGANIZAR UNA BODA DE POCOS INVITADOS

COMO ORGANIZAR UNA BODA DE POCOS INVITADOS

Cuando una pareja decide dar un paso más y unir su vida en matrimonio muchas de las resoluciones que toman en el proceso de organizar esta celebración revelan parte de su personalidad. Así quienes se sienten más cómodos rodeados de la familia y amigos íntimos optan por una boda pequeña, pero llevar a cabo este evento también requiere de disciplina, por eso aquí te damos algunas claves para que descubras cómo organizar una boda de pocos.

  1. La clave de una boda pequeña es, lógicamente, el número de asistentes a la celebración, por eso si desean mantener ese ambiente de intimidad la cantidad de invitados no debe superar los 100, de lo contrario la celebración ya tomará mayores dimensiones.
  2. Una vez realizada la lista de invitados es muy importante encontrar la locación adecuada. Si desean un matrimonio eclesiástico entonces ocúpate de buscar una iglesia que reúna las condiciones que deseas: acogedora, hermosa y con el tamaño perfecto, que no sobre demasiado espacio, recuerda que es posible que no todos tus invitados vayan a la iglesia
  3. El lugar donde realizarán la recepción también debe mantener la premisa del espacio ideal, pues si escoges una locación demasiado grande para 100 o menos invitados, más que pequeña la boda lucirá vacía, que no es lo mismo.
  4. Una boda de pocos invitados te permite jugar con la elección del lugar para la celebración: desde la casa de tus padres, tus suegros, el jardín de algunos amigos hasta salones de fiesta o masías especialmente diseñadas para encuentros más pequeños, sitios con encanto ideales para llevar a cabo la boda de tus sueños.
  5. La cantidad de invitados no implica sacrificar todo lo que deseas solo hacerlo en el tamaño adecuado: puedes elegir una orquesta musical pequeña, mesas y muebles con encanto y crear un ambiente de forma más fácil y consistente, por ejemplo una boda al estilo romántico, moderno, lounge. Tu gusto es la clave.
  6. La comida es un punto con el que también puedes jugar, desde un buffet con varias opciones, hasta dos o tres platos servidos o un menú de tapas y pica pica con productos de lujo. Al ser menos invitados puedes invertir más dinero en platillos o productos de calidad y ofrecer una verdadera experiencia gastronómica a tus seres queridos.
  7. Aprovecha que son menos invitados para recurrir a opciones artesanales en aspectos como la elaboración de los centros de mesa, los arreglos florales y los distintos aspectos de la decoración utilizando la colaboración de artistas o personas de la localidad que sepas que hacen un trabajo espléndido pero que solo pueden ayudarte si se trata de pedidos pequeños.
  8. En cuanto a la bebida puedes optar también por crear un ambiente especial, desde la opción clásica de los meseros sirviendo champaña y vino hasta un bar donde se ofrezcan tragos de coctelería. Nuevamente al ser menos invitados puedes invertir más dinero en los pequeños detalles.
  9. Has de tu matrimonio una celebración única, íntima y maravillosa en la que puedas sentirte a gusto y feliz por estar rodeada de la gente que más quieres y a la vez haciendo sentir a felices a todos tus invitados con una experiencia única para todos.